Una de las prioridades de la cirugía plástica reconstructiva es la mama de la mujer. Existen varias maneras de reconstruir el pecho después de un cáncer de mama. El cómo y en qué momento la reconstrucción mamaria puede tener lugar dependerá de varios factores: la preferencia de la paciente, así como su disposición física y los requisitos médicos.

Antes de tomar una decisión, recopile información completa acerca de las posibilidades y métodos, así como acerca de los riesgos del procedimiento. También busque un cirujano que tenga la experiencia necesaria y que esté listo para llevar a cabo una consulta exhaustiva junto a usted.

Básicamente, existen dos posibilidades para reconstruir la mama:

Después de haber consultado a fondo a su cirujano le ayudará a definir la técnica quirúrgica más apropiada para usted.

Reconstrucción con implantes de silicona

En general, los implantes rellenos de gel de silicona son los que se utilizan para este tipo de reconstrucción. Dependiendo de la condición física del paciente y el tratamiento posterior, el implante puede insertarse directamente después de la extirpación quirúrgica del tumor. Su médico se lo comunicará si existe la posibilidad en su caso.

Si la reconstrucción se hace en un momento posterior, varios pasos preparatorios serán necesarios: En primer lugar, un expansor de tejido (-> Implantes mamarios, Expansor mamario) debe insertarse, lo que permitirá que la piel se vaya expandiendo gradualmente. Una vez el tejido esté estirado de manera suficiente, el expansor podrá ser reemplazado por un implante de silicona con el tamaño deseado.

La opción de una reconstrucción con implantes tiene varias ventajas:

-          Los implantes de silicona de tecnología avanzada son seguros y se rellenan de silicona de alta calidad – el gel no se fuga, ni se deforma bajo compresión moderada.

-          La forma de los implantes anatómicos produce resultados muy similares a al pecho natural.

-          La reconstrucción con implantes es menos estresante para el cuerpo que una trasplante de tejido autólogo – la duración de la cirugía es menor y no se crean cicatrices adicionales en la zona donante.

Reconstrucción con tejido autólogo

En este tipo de reconstrucción, la mama se reconstruye con el propio tejido del paciente obtenido de diferentes partes de su cuerpo. La reconstrucción autóloga es a menudo mejorada con implantes, por ejemplo si el volumen deseado de la mama reconstruida no se puede lograr debido a la falta de tejido autólogo suficiente.

Las posibles complicaciones que pueden surgir después de la reconstrucción autóloga son debido a la falta de suministro de sangre al tejido trasplantado, o la curación lenta de la herida y la posible pérdida de la función en las zonas donde se extrajo el tejido.

es-es